Noticias ETAI

Cara a Cara con: El Equipo de traducción

ESP-intervista-traduzioni-news_PP (2).jpg

 

El equipo a cargo de la traducción de nuestras soluciones se divide entre Italia y Francia en nuestras oficinas de Infopro Digital Automotive. Su actividad consiste en la extracción, traducción e importación de todo nuestro contenido que se integra en nuestros diversos productos distribuidos en Europa. Nos lo explican en detalle en esta entrevista.

¿Puede explicarnos sus misiones?

Nuestra principal misión es garantizar a todos nuestros clientes, sea cual sea su idioma, el mismo nivel de calidad lingüística. Este trabajo es esencial, debemos garantizar una traducción de calidad y continua en todos los países donde se comercializan nuestros productos. La traducción es un argumento comercial importante, nuestras aplicaciones son elegidas por el cliente en función de la calidad del contenido que las traducciones nos permiten destacar.

Para un grupo internacional, hay muchos desafíos para la división de traducción:

  • Ofrecer productos traducidos al idioma local
  • Aumentar la visibilidad de los productos de Infopro Digital Automotive en los distintos mercados gracias a la calidad de las traducciones procesadas.
  • Apoyar al equipo de ventas evaluando los costos y el tiempo necesario para traducir un producto a un nuevo idioma.

En resumen, nuestro equipo es responsable de coordinar todo el proceso de traducción, extraer el contenido nuevo y actualizado, enviarlo a traducción e integrarlo sin problemas. También aseguramos el control de calidad, tanto lingüístico como técnico, con el fin de mejorar constantemente los estándares lingüísticos de nuestros productos.

¿A cuántos idiomas se traducen nuestras soluciones y cuánto tiempo lleva completar el proceso de traducción?

Hoy en día, nuestras soluciones han sido traducidas a siete idiomas: italiano, inglés, español, alemán, holandés, polaco y portugués, con el francés como idioma de origen. En el caso de proyectos o productos específicos, a veces se traducen a idiomas como el croata, el eslovaco, el húngaro y otros. Los plazos pueden ser diferentes según las necesidades, normalmente se pueden traducir millones de palabras en unos pocos días o semanas.

¿Es el proceso de traducción diferente de una traducción tradicional cuando se trabaja con vocabulario mecánico?

Lo que difiere de una traducción clásica es que queremos usar traducciones "post-editadas" siempre que sea posible: comprobamos un texto pre-traducido automáticamente para hacerlo humanamente inteligible. El "post-editor" a cargo de este ejercicio tiene la tarea de completar, modificar, corregir, reelaborar, revisar y corregir este texto en bruto.

El vocabulario asociado a nuestro contenido requiere conocimientos lingüísticos tanto técnicos como mecánicos, por lo que trabajamos con profesionales expertos en la materia. Este trabajo no deja espacio para la interpretación del texto.

Este proceso de traducción automática, combinado con un control final, tiene la ventaja de garantizar una alta calidad de traducción con un mínimo de concesiones en cuanto a la gestión de plazos.

Desde un punto de vista técnico, ¿cómo procedemos?

En pocas palabras, actualmente utilizamos dos bases de datos diferentes para realizar la operación.

El proceso de traducción consiste en varios pasos.

Comenzamos analizando las bases de datos de la aplicación (por ejemplo Atelio Doc) para crear y/o modificar etiquetas y segmentos (pequeñas unidades de texto) en nuestra base de datos MongoDB, centralizándolas en un único repositorio.

A continuación, reproducimos en una base de datos llamada sqlServer estos segmentos que hemos creado o actualizado en MongoDB. Una vez realizado este paso, se extraen de nuestra base de datos sqlServer y la traducción puede finalmente comenzar. La traducción la realiza el equipo, o la agencia de traducción con la que colaboramos.

Finalmente, tenemos que comprobar la traducción de estos segmentos para reintegrarlos en las bases de datos, que luego se enriquecen con estos nuevos términos "aprendidos".

La principal dificultad de estos pasos es definir consultas específicas que satisfagan nuestras necesidades.

A largo plazo, ¿cómo ve el proceso de traducción que evoluciona con los constantes avances de la inteligencia artificial?

Actualmente, nuestro contenido ya está siendo traducido usando tecnología de traducción de última generación que puede ser descrita como "aprendizaje automático". Esta es una forma de inteligencia artificial que es continuamente actualizada por nuestros equipos de TI y traductores profesionales para familiarizarla con la terminología técnica de la automoción.

La inteligencia artificial hace posible traducir millones de palabras casi instantáneamente, garantizando al mismo tiempo la calidad y la precisión, con importantes beneficios en términos de reducción de tiempo y costes.

Desde el punto de vista técnico, creo que lo que podemos hacer para mejorar el aprendizaje automático es llevar a cabo "controles lingüísticos" más exhaustivos, que nos permiten obtener etiquetas de muy alta calidad en francés (gramática, ortografía, etc...) y limitar el número de etiquetas creadas en nuestras bases de datos.

Además, si queremos que el server mejore y aprenda por sí mismo, necesitamos "alimentarlo" con contenido francés de alta calidad. Una forma sencilla de describir este proceso es pensar en el server como un bebé: cuanto más le permitas asimilar la versión correcta de un idioma, mejor podrá aprenderlo.