Tecnología

COVID: El Generador de Ozono, la nueva herramienta de desinfección

 

 

La crisis del coronavirus ha supuesto un duro golpe para la actividad de los talleres de reparación y mantenimiento. Sin embargo, y a pesar de la falta de clientes, hay un servicio que ha cobrado especial relevancia estos días: la higienización del vehículo. Esta nueva intervención en los coches experimentará un crecimiento de cara a la vuelta a la normalidad. En el blog de Iberisa han analizado el papel de los generadores de ozono como herramienta para recuperar la confianza de los clientes y ofrecer un servicio de gran relevancia en este contexto.

El generador de ozono aspira el aire y lo transforma en ozono mediante un efecto químico llamado "efecto corona". Este sistema permite desinfectar y esterilizar todo tipo de vehículos, eliminando virus y bacterias, parásitos, hongos y olores, entre otros; dado su enorme capacidad oxidativa.

De cara a la vuelta a la normalidad, es recomendable que los talleres de reparación puedan ofrecer este servicio para recuperar la confianza de sus clientes habituales y poder conseguir nuevos usuarios. Además, el precio del generador de ozono para coches no es muy elevado, por lo que podría rentabilizarse realizando un par de servicios diarios durante una semana. De cara a los clientes interesados, el precio por desinfección oscila entre los 15 y 20 euros.

Con una máquina así en el negocio, los centros de reparación tendrán una ventaja competitiva frente a otros talleres que no dispongan de esta herramienta. El generador de ozono para coches es un servicio que no produce residuos, ya que el gas se descompone en dióxido de carbono de forma natural, y al tratarse de gas, su acción llega a todos los puntos del habitáculo en un proceso de rápido de entre 10 y 15 minutos; además no requiere de consumibles ni de un mantenimiento ordinario.

Ofrecer este servicio de desinfección se va a convertir en un indispensable para las intervenciones del taller. A la hora de adquirir esta máquina, es importante analizar la producción de ozono para el uso que se vaya a hacer, la calidad de los materiales, certificaciones, etc. Por lo que se recomienda ponerse en manos de profesionales como Iberisa que recomienda el generador de ozono IBKO-5GW, el cual gracias a su tecnología se puede utilizar tanto para tratamientos de aire como de agua.