Tecnología

Goodyear, los neumáticos del futuro

Durante el último Salon del Automóvil de Genève, Goodyear ha presentado las pistas de innovación que dibujan el futuro de los neumáticos.

spring tirePrimera entre ellas, el desarrollo en colaboración con DuPont Industrial Biosciences desde 2008 de un nuevo material: el BioIsopreno. Esta es una alternativa bio al isopreno, un producto químico obtenido a partir de hidrocarburos. El bioisopreno puede ser utilizado para la producción de caucho sintético (solución alternativa al caucho natural). Su desarrollo permitirá reducir la dependencia de la industria de los neumáticos frente a las derivas petroleras. Las dos sociedades han utilizado esta tecnología para la producción de un neumático concept. Hay inversiones suplementarias previstas para el montaje de fábricas piloto y de infrastructuras de producción. El fabricante americano quiere hacer también neumáticos inteligentes equipándolos con un chip electrónico RFID colado en la goma. El microchip es incorporado durante la producción y está programado con un código único que identifica el neumático. Esto permite una lectura automática del tipo y de la dimensión del neumático así como su número de identidad único. Goodyear Regional RHT II RFIDGoodyear Dunlop trabaja en este sistema desde hace varios años y lo ha utilizado en el mundo del deporte del automóvil. El fabricante ha presentado la primera utilización comercial de esta tecnología en los neumáticos industriales.
El primer neumático de la gama en ser equipado es el neumático de remolque Goodyear Regional RHT II RFID 435/50 R19,5. Ofrece a los gestores de flota la ventaja de una mejor gestión de los neumáticos, tiempos de inmovilización reducidos y una mejora de la seguridad. La tecnología RFID permite identificar cada neumático rápidamente gracias a un escaner. Estas informaciones son a continuación registradas sobre un soporte electrónico. Pero hay otras ventajas, como la trazabilidad de los neumáticos en caso de robo. Los neumáticos RFID son seguidos a lo largo de su vida, incluyendo su recauchutado.

Del aire al muelle

Más futurista es el neumático Spring Tire, literalmente “ neumático en muelle ”. Este neumático sin aire se compone de 800 muelles portadores. Ha sido desarrollado en colaboración con la NASA para aplicaciones espaciales donde las condiciones atmosféricas hacen imposible la utilización de los neumáticos terrestres caucho/aire. Este neumático, que posee una duración considerable aún siendo extremadamente económico en energía, podría un día encontrar una aplicación en la Tierra. Y como explica su inventor: « Los contornos de los muelles se adaptan al terreno recorrido y generan de esta manera la tracción. Toda la energía necesaria para la deformación del neumático es restituida con el rebote del amortiguador de los muelles. De esta manera, al contrario de un neumático hinchado con aire, no se genera calor. » En un neumático hinchado con aire, un impacto provocaría un pinchazo mientras que en el Spring Tire sólo uno de los 800 muelles se vería dañado. Otra ventaja considerable, el neumático de muelles posee una combinación única de rigidez y flexibilidad que permite a los vehículos todo - terreno rodar rápidamente sobre un terreno accidentado sin transmitir demasiados movimientos al vehículo. Goodyear ha anunciado también que va a trabajar sobre un neumático concept para vehículo eléctrico desarrollado en el cuadro de CityHush, un proyecto de la Unión Europea destinado a reducir el nivel de ruido en 15 dB en cinco ciudades de la UE. La interacción entre los neumáticos y el revestimiento de la calzada es uno de los componentes del ruido generado por la circulación. La amplitud y la frecuencia de este ruido depende de varios parámetros como la composición del revestimiento, la dimensión de los neumáticos, los materiales que los componen, su construcción y el dibujo de la banda de rodamiento.

El neumático autohinchable

tecnologiaAMTPero el remate de las innovaciones presentadas durante la manifestación del fabricante, es la tecnología AMT. Gracias a ella, el hinchado manual de los neumáticos podría ser historia. La tecnología AMT, Air Maintenance Technology, o “ Tecnología de mantenimeinto del aire ”, se desarrolló hace dos años. Permite al neumático quedar hinchado a la presión recomendada sin ayuda de una bomba externa, de sistemas electrónicos o de la intervención del conductor. Se acabaron los deshinchados sinónimos de peligro y de sobreconsumo de combustible. Recordemos que los neumáticos de automóvil o de camión con presión baja provocan un sobreconsumo de combustible del orden de 2,5 a 3,3%. Para el fabricante, en un automóvil de turismo nuevo, los neumáticos hinchados permanentemente a la presión correcta gracias a la tecnología AMT permiten economizar cada año casi 57 litros de combustible con un coste de aproximadamente 85 euros. La disminución de las emisiones de CO2 sería significativa. Esta innovación está en fase de test, y es todavía demasiado temprano para anunciar una fecha de comercialización. De todas maneras, las subvenciones acordadas por los gobiernos americano y luxemburgués van a permitir acelerar el desarrollo de esta tecnología.
En su funcionamiento, el prototipo expuesto en Genève fue provisto de un delgado tubo flexible y hueco sobre su periferia, lleno de aire exterior (una válvula específica permite esta toma de aire). En la parte del neumático en contacto con la carretera, el tubo es presionado por la deformación de los flancos. Cuando la rueda gira, este pinzamiento sube a lo largo del neumático llevando el aire de esta manera empujado, hacia el neumático. Se produce un efecto de microbomba. Cuanto más rápido gira la rueda, más rápido es el hinchado. Un sistema de válvula calibrada deja escapar el aire bombeado al exterior del neumático si la presión está en su valor correcto. Este ingenioso sistema puede aportar 0,1 bar en varios días de rodadura, sabiendo que corresponde a la pérdida media de un neumático por mes. De todas maneras, el fabricante avanza que la solución de serie debería ser bastante diferente por razones de industrialización.

Neumático usado en las piezas plásticas

En 2004, Aliapur ha lanzado - y financiado - un proyecto para fabricar piezas de automóviles con granulado de neumáticos usados. Una iniciativa a día de hoy única en Europa. Para ello, el reciclador se ha dirigido a laboratorios especialistas del caucho y de la plasturgia, así como a proveedores. Los trabajos han permitido poner a punto un "compound", es decir un composite conteniendo varios productos, del tipo de los termoplásticos y granulado de neumáticos asociado a un aditivo que sirve de ligazón. Se ha constatado que la incorporación de granulado en los plásticos no plantea ninguna dificultad técnica a la inyección. Más aún, los moldes no tienen necesidad de ser adaptados a esta nueva materia prima. No solamente este compound aporta funciones suplementarias gracias a sus características elásticas, sino que su composición ofrece una ventaja económica nada despreciable: el neumático usado es un producto abundante, y el granulado de Aliapur hoy vale de un 25 % a un 30 % menos que el polipropileno y un 15 % a 20 % menos que la poliamida. El compound de Aliapur puede ser utilizado para la fabricación de varias piezas en el compartimento motor (tapa de motor, tapa de culata), en la carrocería (pasos de rueda, espoiler …) o para la insonorización exterior del vehículo. Cien prototipos han sido fabricados en 2011 con el concurso de un fabricante de primera fila. Estos prototipos utilizan, en función de los tests, 20 %, 30 %, o 40 % de granulado de neumáticos usados.